domingo, 26 de julio de 2009

Capacidad de vivir

Si he percibido el silencio de esta mañana de domingo, sólo interrumpido por el canto de algunos pájaros, si he contemplado el cielo tan azul y si he observado el sol que se filtra por la ventana dando luz, colores y calorcito de invierno a su paso, si he respirado el aire, que entra en mí como un maravilloso regalo que recibo cada vez, y de todos modos me siguiera preguntando con tristeza dónde está Dios, es porque mis sentidos interiores entonces están dormidos, y han perdido la capacidad de "ver" lo que está más allá de todo, la esencia.
Cuando mi mente empieza a analizar y a clasificar, pierdo el sentido de lo que es la realidad, para habitar en el mundo de mi mente, que no es real, ya que está sólo allí, cargado de preconceptos y esquemas estructurados.
Me pierdo de la Vida, la plenitud, la alegría que está fuera y dentro mío, la paz que me rodea por dentro y por fuera.
El silencio de mis pensamientos y emociones es lo que me permite recuperar lo que es. Me permite despertar, y vivir simplemente. Es entonces cuando la pregunta cae, ya que Dios ES, y no hay parte en la que no se encuentre. Entonces sólo queda el agradecimiento, y el silencio...

8 comentarios:

Delia Regina dijo...

Así es Blanca, y en ese silencio nos encontramos y acompañamos.
Un abrazo.

Fabiana dijo...

Me quedo con "solo queda el agradecimiento y el silencio"....gracias!

Blanca dijo...

Gracias, Delia, y Fabiana.
En el silencio es donde descubro esa unión que hay en toda la creación, y yo como parte. Por eso es verdad que allí nos encontramos y acompañamos.
Agradecimiento y silencio... Ahí están todas las respuestas y soluciones.
Les mando un abrazo, amigas.

Anónimo dijo...

Esto es de lo mejor que escribiste y experimentaste a mi modo de ver, creo que el efecto colateral de la gripe porcina, te está siendo de mucha ayuda a vos y a todos los que te leemos, así que seguí encerrada y no salgas más....jajajajaja

Blanca dijo...

Gracias, anónimo, por tu comentario. Es verdad que esta es una de las experiencias más lindas que he vivido.
En cuanto a no salir más, te aclaro que ni vos ni la gente de los grupos se van a salvar de mi. Jajajajaja
La próxima vez poné tu nombre, Loco.Porque de este modo no sé quién sos. Jajajajajajaja

Anónimo dijo...

Soy yo, el LOco, jajajajaja

Claudia Alejandra Ingénito dijo...

Hola Blanca:
Ayer vi por 2ª vez la pelícila UN BUDA. Si no tuviste la oportunidad de verla todavía, te la recomiendo. Tiene cosas muy interesantes.

Qué es vivir? Vivir es experimentar la vida. Y se vive fluyendo con ella.

Puedo tener conocimientos acerca de la rosa, sus formas, su colorido y su perfume; porque a lo mejor he leído acerca de ella o me lo contaron... Pero si me detengo frente a ella y la observo, siento su aroma, recorro sus formas, la toco y la contemplo; ese conocimiento es directo. Sé acerca de la rosa a través de mi experiencia personal.
Eso es vivir, fluir con la vida y experimentarla a cada instante en el silencio y la humildad de la sabiduría.

Un gran abrazo.
NAMASTE.-

Blanca dijo...

Gracias, Claudia. Es tal como lo decís: La experiencia.
Vi la película creo que tres veces. Cada vez le encontré nuevos detalles, muy interesantes.
Ya que comentaste aprovecho para decirte que cuando quiero comentar en tu blog, se me traba la máquina y tengo que apagarla y volverla a encender. Es por eso que no te dejo comentarios allí. Pero tu blog es muy lindo. Te mando un abrazo.