sábado, 27 de octubre de 2007

La huella del AMOR

Aquél que habita en mí, que me ha creado a su imagen y semejanza, no está dormido. Él ama dentro mío sin medida, y cuando llego a estar cerca de esa fuente de luz y de amor en mi centro, y en el silencio se concreta el encuentro, deja huella que se marca en mi vida.
Entonces puedo amar mucho, porque fui testigo de su AMOR en mi intimidad, y sentí lo amada que soy por Él. Entonces puedo recorrer un camino de amor, porque tengo unas huellas para seguir.
Entonces me animo a volver una y otra vez al silencio de la meditación, porque sé que allí está el secreto.

2 comentarios:

"Meditación INTER-BLOGS" dijo...

Hermoso Blanca, nuestras experiencias se intensifican a medida que las compartimos...Nos expandimos y esto nos hace alegrarnos de estar en esta vida....Un gran cariño y "te visitaré" seguido...!URSULAXUL

Blanca dijo...

Gracias, amiga, y bienvenida.
Me parece maravilloso esto de poder expandirnos, como decís, y alegrarnos, porque la vida es expansión.
Ahora que empiezo a conocer esto tan lindo, yo también te iré visitando.
Un beso.