lunes, 19 de noviembre de 2007

Meditación caminante

Busqué algo sobre meditación deambulatoria, y al leerlo, pude comprobar que muchas veces camino con el cuerpo, pero mi mente está en el pasado o el futuro, o sea ausente del aquí y ahora. Entonces me pierdo de los pequeños detalles que hay en el camino, y se me pasan de largo las maravillas de cada tramo de mi vida.
Lo bueno es caminar atenta. Caminar cuando camino, eso es todo. porque el modo como camino es el modo como vivo.
Con la mente perdida, se me escapa la vida sin vivirla.
Y aunque vaya a alguna parte, caminar ya es haber llegado.

Dios está presente en mí, en este momento preciso y en este lugar.
No tengo que buscar en ninguna parte.




2 comentarios:

Blog Author dijo...

Esto es muy valioso en verdad
Si tan solo meditaramos todo el dia y no solo cuando nos sentamos
;)

Blanca dijo...

De eso se trata. Es cuestión de que nos lo propongamos, amigo.
Gracias